amp templates

Revista Salud

Psicología de rehabilitación: minimizar el impacto de una limitación

Entender lo que hace el profesional de psicología no resulta muy fácil para la mayoría de las personas. Algunos preguntan si podemos adivinar lo que piensan o si sabemos vaticinar el futuro. Aunque la labor del psicólogo es de suma importancia para orientar, esclarecer y apoyar a los personas y a sus familiares en situaciones emocionales que no logran resolver solos, todavía hoy existen prejuicios y miedos entorno a esta disciplina, quizás justamente por desconocimiento.

Muchas veces oímos decir “no quiero ir al psicólogo, no estoy loco”; pensamiento muy alejado de lo que implica en la realidad una terapia psicológica que se centra en la resolución de aquellos factores emocionales que perturban la paz interior e impiden disfrutar de una vida plena, de buena calidad.

Trata de reducir o desterrar situaciones de displacer por ansiedad, angustia, depresión, pobre autovaloración, pánico, entre otros. Bien es sabido que si no podemos o no sabemos expresar el dolor, este puede resultar todavía más doloroso.

Hablar de todo lo que abarca la psicología demandaría mucho tiempo y lectura de innumerables textos, intentaremos entonces dar una breve pincelada sobre el tema.

Para definir la psicología, diremos que es la ciencia que estudia la conducta, los procesos cognitivos y afectivos de los individuos en relación con el medio ambiente. Etimológicamente el término psicología deriva del griego: psique, que significa alma y logos, estudio. La psicología nace de la filosofía para luego buscar su independencia como ciencia y encuadrar sus objetivos y métodos de investigación en el ámbito científico, dentro del cual se desarrolla la psicología contemporánea.

Existen varias ramas de la psicología: clínica, social, laboral, empresarial, deportiva, psicopedagogía, neuropsicología, forense, oncológica, por citar algunas, y cada vez van apareciendo nuevas ramas en respuesta a las necesidades de su objeto de estudio: el ser humano. Cada una de ellas utiliza técnicas de valoración y modos de trabajo de acuerdo a su objetivo.

Varios enfoques o corrientes psicológicas surgieron tratando de dar respuesta teórica a la forma de investigar, fijar conceptos y objetivos. Así podemos citar: el Estructuralismo, el Funcionalismo, el Psicoanálisis y Psicodinámica, la Gestalt, el Humanismo y el Cognitivismo.

El trabajo psicoterapéutico se basa en la utilización de instrumentos de evaluación estandarizados (test) y técnicas ligadas a alguna de las corrientes mencionadas o combinación de técnicas de varias de ellas. Así tenemos abordajes: Psicoanalítico; Centrado en el Cliente, Sistémico, Logoterapéutico, Cognitivo Conductual, entre otros.

En realidad al asumir un paciente, muchas veces tenemos que ser eclécticos, entender lo que más le conviene a esa persona y combinar técnicas. Lo importante es que el terapeuta, sea la línea en la cual trabaje, posea sólido conocimiento y manejo de la técnica a emplear, a fin de que se logren los objetivos.

Como psicóloga del Cerenif (Rehabilitación Integral), quisiera fijar la atención en la Psicología de Rehabilitación, que apareció y fue organizándose con fuerza después de la Segunda Guerra Mundial, para tratar las secuelas incapacitantes que había dejado la guerra en numerosas personas.

Esta forma de hacer psicología centra sus objetivos en minimizar el impacto de una discapacidad o limitación, optimizar los potenciales de afrontamiento de problemas y sacar brillo a los potenciales conservados en la persona, estimulándola a participar, a reinsertarse en todos los ámbitos de la vida: familiar, social, religioso, sexual, recreativo, escolar, laboral.

Es importante subrayar que la intervención psicológica en el campo de la rehabilitación integral obtiene los mejores resultados en el trabajo interdisciplinario.

En Cerenif disponemos de servicios de psicología de rehabilitación para los pacientes. Ante cualquier duda, acérquese a nuestra institución para recibir mayor información.


Lic. Elizabeth Acosta Gómez 

Jefa de Servicios de Psicología del Cerenif

¿Qué es el entorno multisensorial?

Las Salas Multisensoriales, Snoezelen o Entorno Multisensorial, son espacios creados para proporcionar bienestar: Relax o estimulación. Los estímulos, regulados y controlables, permiten una intervención terapéutica y/o educativa en el ámbito cognitivo, motor, social y emocional, desde muy diversos enfoques y con diferentes objetivos, a partir de la información registrada por todos los sentidos.

En una sala multisensorial encontramos múltiples estímulos: luces, música, texturas, imágenes, sonidos, aromas, estímulos propioceptivos, de vibración y vestibulares, que permiten experimentar sensaciones muy primarias a través de elementos de gran versatilidad, como por ejemplo: el tubo de burbujas, el pelotero, los columpios, los elementos vibro-acústicos y las proyecciones.

Estas salas especiales permiten crear un ambiente ajustado a las necesidades e intereses de cada usuario en todo momento, favoreciendo siempre su bienestar, así como un grado adecuado de activación, propiciando la conexión, la comunicación y la motivación. Son un importante apoyo en la realización del trabajo terapéutico, educativo o incluso lúdico, para favorecer el desarrollo de los aspectos cognitivos, físicos, emocionales y relacionales.

¿Para quién es ideal una Sala Multisensorial y cuáles son sus beneficios?

 «Los sentidos son nuestro puente entre lo incomprensible y lo comprensible», por este motivo, los espacios que ofrecen estímulos controlables y regulables son un puente hacia otros aprendizajes y pueden responder a las necesidades de múltiples perfiles. De esta manera, los Entornos Multisensoriales son ideales para todas las personas de cualquier edad, observando lógicamente las condiciones individuales para las mismas.

 Sin embargo, los usuarios que pueden obtener mayores beneficios son:

• Personas portadoras de alguna discapacidad física o intelectual

• Personas con lesiones cerebrales

• Personas con Autismo o Trastornos del Espectro Autista (TEA).

• Personas con Trastornos de Atención e Hiperactividad (TDAH)

• Personas con demencias o Alzheimer

• Niños con problemas del desarrollo y del lenguaje

• Niños con dificultades del aprendizaje

• En casos de stress y agotamiento

• Adultos mayores, entre otros

Las Salas Multisensoriales constituyen una herramienta que permite trabajar el despertar sensorial a través de la acción y la experimentación. Suponen un cambio metodológico en la estimulación de niños y niñas, personas con discapacidad y personas mayores, donde el sujeto se convierte en el protagonista de sus propios aprendizajes, y el educador/terapeuta es un mediador de este proceso.

Este concepto está íntimamente relacionado con el entorno, ya que supone la creación de espacios, normalmente interiores, que cuentan con estímulos controlados que favorecen la percepción de sensaciones y ayudan a adquirir el aprendizaje por medio del descubrimiento. La riqueza de estímulos en intensidad, frecuencia y duración adecuada produce un desarrollo armónico y global.

Dentro de estos espacios se suele trabajar en dos direcciones: utilizando terapias no directivas, donde el educador/terapeuta sólo observa, y con terapias directivas, donde el educador/terapeuta media en el proceso de aprendizaje. 

Desde el punto de vista de la actividad se diferencian dos tipos de trabajo en el entorno:

Pasivo: aquel en el que el sujeto se introduce en un ambiente que le estimula y acaricia por medio de efectos sensoriales.

Activo: aquel que supone la participación del usuario en el aprendizaje y le permite tomar conciencia de los efectos de su actuación sobre el entorno (relación causa-efecto).

Desde el punto de vista de la apariencia de la sala, se diferencian salas blancas y oscuras:

Sala blanca: en esta sala prima el color blanco, y su objetivo prioritario es conseguir un ambiente relajado, donde el sujeto recibe estimulación principalmente pasiva (relajación, acercamiento y estimulación).

Sala oscura o negra: se caracteriza por el uso de luz UV y elementos que brillan bajo esta luz. Cuentan con estímulos potentes que requieren la participación activa del sujeto (estímulos potentes, control de entorno).

En CERENIF contamos con una Sala Multisensorial que puede ser usada en ambas modalidades, según las necesidades de nuestros pacientes.

¿Cómo se puede utilizar una Sala Multisensorial?

Las salas multisensoriales son lugares polivantes, motivadores, dinámicos e interactivos. En todo momento lo que se pretende es crear sensaciones:

• Como instrumento de evaluación: idóneo para evaluar la respuesta ante distintos estímulos y realizar una evaluación inicial.

• Como instrumento de intervención: son un apoyo técnico útil y de libre disposición en el campo de la recuperación o rehabilitación de hábitos, conductas, comportamientos o patrones motóricos o biodinámicas.

• Como instrumento de comunicación: permite a las personas relacionarse con el mundo que les rodea y darles más independencia. Además, nos puede servir a nosotros como canal de información y conocimiento.

• Como instrumento de ocupación: de carácter lúdico o sensorial, de apoyo motórico (estas salas pueden ser usadas para el trabajo motórico en aquellas personas que necesiten un ambiente estable, seguro y confortable para realizar movilizaciones) y de relajación (en las salas se respira un clima de tranquilidad, las personas que están en ellas se pueden relajar, en otros ambientes esto es más difícil de conseguir).

Objetivo de la estimulación multisensorial

El objetivo principal de la estimulación multisensorial es el de mejorar las condiciones de vida de las personas, trabajar las sensaciones, la percepción y lo sensorial que son capacidades básicas del ser humano. Se busca así mejorar la asimilación de la información sensorial que se les ofrece optimizando su relación con el entorno y sus aprendizajes.

Dentro del trabajo de estimulación multisensorial, los objetivos que se plantean son:

• Partir de las necesidades humanas más básicas para promover la interacción, el desarrollo y la comunicación.

• Favorecer la situación personal y social del ser humano (adulto o niño con discapacidad), mejorar y desarrollar las condiciones psíquicas y físicas, respetando el ritmo de cada usuario para optimizar su bienestar y calidad de vida.


Lic. Myriam Dominguez

Área Terapia Ocupacional y Centro de Rehabilitación Integral